La aerolínea irlandesa anuncia múltiples supresiones de rutas y el cierre de bases por la Covid. Aerocas asegura que «seguiremos trabajando para recuperar ésta y otras conexiones» en 2021


EL MUNDO - JANDRO ROURES - Castellón, 16 de Octubre de 2.020

El aeropuerto volverá a quedarse sin vuelos comerciales como ocurriera durante la fase de confinamiento por el coronavirus. La incidencia de la Covid-19 sobre las aerolíneas sigue siendo letal y después de que se retomara en junio la actividad aérea, muchas compañías, como Wizz Air, decidieron dejar sus aviones en tierra suprimiendo sus rutas con Castellón.

Ahora es Ryanair la que cancela su ruta a Londres desde la base aérea de Vilanova d'Alcolea, que tiene el sábado su última conexión, y que dejará a la instalación sin operaciones turísticas teniendo en cuenta que Volotea también acaba mañana su conexión con Bilbao al finalizar la programación estival de un vuelo que ha funcionado relativamente bien.

Desde Aerocas se explica que la decisión es estrictamente de Ryanair, pues la aerolínea irlandesa low cost anunció este jueves en un comunicado que «debido al aumento de las restricciones impuestas por los gobiernos de la UE, los vuelos hacia y desde gran parte de Europa Central, Reino Unido, Irlanda, Austria, Bélgica y Portugal han sido reducidos notablemente». Además, «las medidas han provocado que las reservas anticipadas disminuyan ligeramente en octubre, y de manera significativa en noviembre y diciembre».

Considerando la caída de las reservas y el plan de Ryanair de operar con una ocupación del 70%, la aerolínea ha reducido aún más su operativa de invierno (noviembre-marzo), «disminuyendo su capacidad del 60% al 40% en comparación con el año anterior». Por ello, la compañía ha anunciado importantes recortes en las bases de Bélgica, Alemania, España, Portugal y Viena, además del cierre durante la temporada de invierno de las bases de Cork, Shannon y Toulouse.

Desde el aeropuerto de Castellón han lamentado la decisión de Ryanair pero se comprometen a «seguir trabajando intensamente para que esta y otras rutas vuelvan lo antes posible». En principio, desde la empresa pública confían en que se trate de un parón temporal motivado por la coyuntura sanitaria y que tanto Ryanair como Wizz Air, con las rutas a Londres Luton, Katowive, Viena, Bucarest y Budapest, regresen en la campaña de verano de 2021. También se espera que Volotea siga con el vuelo a Bilbao o reactive el de Marsella.

«Hemos tenido que adaptarnos al actual escenario del coronavirus que está dejando muchos aviones en tierra pero desde Aerocas se ha apostado muy fuerte por el estacionamiento de aeronaves, el desmantelamiento de aviones y las escuelas de pilotos», indicaron este jueves desde Aerocas.

De hecho, en breve está previsto acondicionar la zona de la empresa de desmantelamiento de aviones E-Cube, la construcción de un hangar para el mantenimiento de aviones de Brok-Air o la adjudicación de las obras de la plataforma industrial. Todo ello con el objetivo de que «el aeropuerto siga teniendo actividad y genere negocio al margen de las rutas comerciales», añaden desde Aerocas.

ADIÓS A LA PRIMERA RUTA REGULAR TRAS 5 AÑOS

La supresión del vuelo a Londres ha significado un golpe anímico para Aerocas. No en vano, la ruta con Londres Standsted ha sido operada de forma ininterrumpida por Ryanair durante cinco años pues comenzó el 15 de septiembre de 2015. Sólo el bloqueo aéreo por la Covid del pasado invierno frenó su operativa.

El aeropuerto de Castellón abrió sus puertas a finales de 2014 y comenzó a operar vuelos regulares en septiembre de 2015 con dos rutas a Londres Standsted y Brístol, ambas operadas por Ryanair. Desde ese momento siempre ha habido, al menos, dos rutas activas pues meses después comenzó a operar la ruta de Blue Air a Bucarest (Rumanía) y se irían sumando nuevas conexiones como la ruta con Sofía (Bulgaria).

Aunque se fueron descolgando rutas como Brístol o Bucarest, que solo operaba en verano, el aeropuerto fue incorporando nuevas conexiones de forma progresiva manteniendo siempre una actividad basada en, al menos, un par de rutas estables.

El momento de máxima actividad del aeropuerto de Castellón llegó el pasado verano de 2019. Los 13 vuelos semanales , con la entrada de tres rutas estivales (Budapest, Katowice y Bucarest), permitieron a la instalación de Vilanova d'Alcolea duplicar su actividad con una oferta que alcanzó cinco destinos (Londres Standsted, Sofía, Bucarest, Katowice y Budapest) y seis rutas, debido a que el destino Bucarest contaba con dos aerolíneas que lo operaban -Blue Air y Wizz Air-.

En 2020 el aeropuerto estrenó una conexión anual con Londres Luton y este pasado 11 de julio comenzó el vuelo de Volotea a Bilbao que sustituyó al previsto con Marsella y que fue suspendido por la Covid-19. Además, la compañía Wizz Air interrumpió este pasado verano los vuelos que había empezado en julio a Katowice, Viena y Budapest debido a la baja ocupación. Ahora es Ryanair la que suprime su conexión con Londres.


Ver artículo completo en EL MUNDO

NOTICIAS RELACIONADAS

      La inesperada metamorfosis del aeropuerto de Castellón

Fuente:

EL MUNDO

Compartir esta noticia

Utilizamos cookies para obtener datos estadísticos de su navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su instalación y uso. Más información