Las empresas alicantinas de coches de alquiler piden medidas para evitar la quiebra y confían en recuperarse a partir de julio con el turismo extranjero


DIARIO INFORMACIÓN - CÉSAR HERNÁNDEZ - Alicante, 31 de Mayo de 2.020

Del aeropuerto y de la estación de tren directos al rent a car. Suele ser la ruta de los miles de turistas que visitan cada año la provincia. Hasta la llegada del covid-19 que lo ha hecho saltar todo por los aires amenazando de quiebra a la mayoría de las empresas de alquiler de coches de Alicante. Hasta en un 95 por ciento ha caído la actividad de las empresas de coches. El mínimo de porcentaje que se salva corresponde a empresas de transporte. Mauro Derqui, presidente de AECOVAL (Asociación Empresarial de Alquiler de Vehículos de la Comunidad Valenciana y Murcia), confía en julio para comenzar a ver algo de luz, aunque tiene claro que ni de lejos será un verano como el anterior. «Estamos muy fastidiados porque el sector se ha parado por completo, pero confiamos en julio con la llegada de extrajeros para poder salvar parte de la temporada», señala Derqui, que considera vital que el Gobierno apruebe medidas como la ampliación de los ERTEs y llegar a un acuerdo con las financieras. «Las empresas tienen compromisos adquiridos como la compra de coches y ahora tienen un problema grave», señala.

«Es básica la llegada de extranjeros porque con el turismo nacional no cubrimos, y menos mal que quitarán la cuarentena porque entonces no vendría nadie», afirma el presidente de la asociación. «En el norte de la provincia hay muchos extranjeros que tienen casa y eso va a ser importante para poder compensar el parón», señala. Además, espera recibir en breve del Ministerio de Sanidad los protocolos con los que se van a regir los rent a car. «Estamos luchando para tener un sello de garantía anti-covid, desinfectaremos los coches antes y después de cada uso», destaca.

Por su parte, Juan Luis Barahona, presidente de la Federación Nacional de Vehículos de Alquiler (Feneval), expone en la revista Agenttravel las peticiones de las rent a car al Gobierno para un sector que lo forman en un 92% pymes de menos de diez trabajadores. «El sector de los alquiladores de vehículos está viviendo una situación sin precedentes. En estos momentos la incertidumbre en cuanto a la recuperación es enorme, al igual que ocurre en otros sectores económicos», señala.

Una dura realidad

«Nuestra realidad es que solo el alquiler de vehículos industriales se ha mantenido para el transporte de mercancías durante casi toda la cuarentena desde el 19 de marzo. Y el alquiler de particulares se prohibió hasta el 23 de marzo cuando se declaró actividad esencialmente importante. Sin embargo, esta actividad se ha visto reducida únicamente para actividades señaladas en el decreto de alarma. Lo cierto es que en muchas compañías ya están cuantificando pérdidas de aproximadamente el 90% del negocio, sobre todo las que operan en zonas turísticas», afirma el presidente de Feneval. «Hacemos un llamamiento a las administraciones autonómicas, dada la situación de los asociados de la patronal nacional, para implantar de forma inmediata una línea de avales complementarios al ICO hasta el 100% de los mismos. Sin estos contravales autonómicos, el crédito para las pymes está anulado y puede llegar a suponer el cierre de más del 30% de las oficinas de alquiler locales», avisa Barahona.

José Luis Sanz, director corporativo de ANEVAL (Asociación Nacional Empresarial de Vehículos de Alquiler), señaló en una entrevista reciente en El País que la vuelta del sector a los niveles previos a la crisis dependerá, en gran medida, de la capacidad del Gobierno de proyectar una imagen de España de destino seguro para el turismo. Pide apoyo para relanzar un sector que aporta 4.672 millones al PIB (un 0,4% del total) y genera más de 25.5000 empleos solamente en el caso de las cinco compañías que conforman la asociación (Avis, Enterprise, Europcar, Hertz y Sixt).

«De 2021 podemos esperar que, en el mejor de los casos, sea un año de progresiva recuperación, pero en tan poco tiempo será difícil volver a cifras similares a antes de la crisis sanitaria. Hace falta transmitir seguridad, disipar miedos e incertidumbres, y ahí la Administración tiene mucho que hacer por recuperar el prestigio y la confianza de la marca España», afirma Sanz. «El nuevo reto va a ser el de poder garantizar seguridad en todos los aspectos. Para el sector de la automoción en general va a ser clave poder garantizar una total limpieza y desinfección de los vehículos. Pero también ofrecer servicios cómodos y seguros, para lo que las nuevas tecnologías tienen que estar muy presentes. Dentro de la idea de ofrecer servicios cómodos y seguros, otra posibilidad que ya se está empezando a hablar es la idea de la entrega y recogida a domicilio de los vehículos. Es un servicio que garantiza seguridad y comodidad, que combinado con el canal digital puede convertirse en la opción idónea para que los clientes reciban un servicio completo», afirma el director de la asociación.

De esta forma, julio será clave en la capacidad de recuperación de un sector que se ha parado por completo durante el covid-19.

Las claves

1 A la espera de los protocolos de desinfección

Los rent a caer saben que cambiarán los protocolos a la hora de alquilar un coche a un cliente. La desinfección de los vehículos va a ser uno de los puntos clave en los protocolos. El volante, la palanca de cambio de marchas, los pomos de las puertas, los asientos...serán tratados con especial cuidado antes y después del servicios de alquiler.

2 Incertidumbre ante la respuesta de los clientes

Julio va a ser clave para saber cómo van a reaccionar los clientes tras la reactivación del turismo. Las empresas lo fían todo a la llegada de los extranjeros a partir del día 1 para ver cómo se vislumbra su futuro. De cualquier forma, lo que tienen claro es que no será igual ni mucho menos a los últimos veranos y las grandes empresas lo pasarán mal.

3 Petición de ampliar los ERTE

Las empresas de alquiler de coches piden prorrogar el ERTE por fuerza mayor una vez superado el estado de alarma, ya que la demanda no se recuperará inmediatamente después. Ahora más que nunca la asociación tiene claro que es necesario el reconocimiento del derecho al tipo reducido de IVA al tratarse de empresas vinculadas al turismo.


Ver artículo completo en DIARIO INFORMACIÓN


Compartir esta noticia

Utilizamos cookies para obtener datos estadísticos de su navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su instalación y uso. Más información