La novedad de esta segunda edición es que no va a ser obligatorio que acabe en el desguace el actual vehículo


LA VANGUARDIA - CONCHI LAFRAYA - Madrid, 28 de Abril de 2020

El Gobierno quiere acelerar la venta de coches eléctricos. De ahí, que la segunda edición del Programa de Incentivos a la Movilidad Eficiente y Sostenible (Moves II) recogerá hasta 5.500 euros de ayuda a la compra de un vehículo de energías alternativas si se achatarra un vehículo antiguo. Si el propietario opta por no achatarrarlo, la subvención rondará los 4.000 euros. La novedad de esta segunda edición es que no va a ser obligatorio que acabe en el desguace el actual vehículo, como hasta ahora, sino que el propietario tiene la opción de venderlo en el mercado de segunda mano. Se prevé que la segunda edición entre en funcionamiento en junio, pero fuentes del Ministerio de Transición Ecológica apuntan que “dependerá de la situación”.

Así lo anunció ayer la secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen, y el director general del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), Joan Groizard en la conferencia La Movilidad Eléctrica ante el nuevo escenario mundial organizada por la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica (Aedive).

El presupuesto para este programa se va a elevar a 65 millones, frente a los 45 millones de la edición anterior, lo que representa un 44,4% más.

Como es habitual, estas ayudas se gestionarán a través de las comunidades autónomas en colaboración con el IDAE. Y gracias a las aportaciones de las primeras se van a incluir algunas modificaciones. Los fondos destinados a cada comunidad autónoma se pueden utilizar para adquisición de vehículos, infraestructura de recarga, sistema de bicicleta eléctrica compartida y medidas contenidas en planes de transporte al trabajo.

En este contexto, ahora cada comunidad autónoma decidirá de lo recibido cuánto dedica a cada partida, pero podrá elevar del 50% actual hasta el 70% lo que destina a la compra de coches no contaminantes. Además, podrá dar un anticipo al beneficiario que lo solicite si tiene la resolución positiva para que efectue la compra. Incluso, las autonomías podrán reservar una parte de su presupuesto a sus propias actuaciones, como la adquisición de vehículos para su flota.

Por otro lado, y para facilitar las opciones de los beneficiarios que quieran acogerse a las ayudas, se facilitará la gestión de las adquisiciones por renting, segmento que hasta ahora no estaba contemplado.

En este contexto de la movilidad eléctrica, el Ejecutivo promueve más actuaciones. Por un lado, el Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana trabaja en la actualización del código técnico de la edificación para incorporar puntos de recarga en los aparcamientos. Por otro lado, la ley de Cambio Climático y Transición Energética prevé un despliegue significativo de puntos de carga en las gasolineras.

Lo cierto es que la venta del coche eléctrico no acaba de arrancar en España. Entre los motivos que dificultan una comercialización masiva destacan varios factores como el alto precio de estos vehículos, el problema de la autonomía, la falta de lugares para recargarlos en carretera y en determinadas ciudades, así como las distintas normativas locales a la hora de aparcar dichos vehículos en la calle.

A lo largo del año pasado, se vendieron 10.051 coches eléctricos puros, un 0,80% del total, según los datos de Faconauto (patronal de concesionarios). Del total, 5.783 fueron adquiridos por empresas y 3.334 por particulares. El resto, 934, fueron comprados por empresas de alquiler.

Este año 2020 había arrancado algo mejor. Entre enero y marzo de este ejercicio, se han matriculado 3.951 vehículos eléctricos puros, de los que 2.787 fueron comprados por compañías; sólo 808 por particulares y 356 unidades fueron a parar a las firmas de alquiler de coches.


Ver artículo completo en LA VANGUARDIA


Fuente:

LA VANGUARDIA

Compartir esta noticia

Utilizamos cookies para obtener datos estadísticos de su navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su instalación y uso. Más información